domingo, 5 de marzo de 2017

Lo que no sabía qué sucedería con mi vida sexual


Cuando nos convertimos en madres, sabemos que todo cambiará, que la vida no será igual, y les aseguro será mejor, porque los hijos son lo más adorable que la vida nos regala, llegan a transformarlo todo, llegan a inyectar su chispa de amor.

¿Cambia la vida sexual después de tener hijos?

Puedo afirmar que cambia y mucho, el tiempo, los espacios y la dedicación son compartidos en familia, no en pareja como antes. En mi caso somos una familia de 4, Con una niña de 6 años y un niño de 1 año y medio, la vida de pareja o específicamente la vida sexual ha cambiado.

Para nosotros es muy difícil tener una noche romántica, cuando logro dormir al niño, la niña aún no tiene sueño, o viceversa, algunos días ambos están súper recargados y quieren jugar hasta tarde, otras  veces cuando el día acaba y ambos están dormidos, el cansancio, el sueño se apodera de nosotros y nos gana, en fin cualquier inconveniente se presenta que nos dificulta la vida sexual.

Dicen que después de los seis meses de dar a luz todo vuelve a la normalidad, para mí no aplica, después de dar a luz, todo cambia, todo se transforma, especialmente la vida sexual y nada vuelve a la normalidad.

Por el momento no se ha vuelto un problema en mi relación, ambos sabemos lo que implica la crianza de los niños, pero a mí no deja de inquietarme, el no tener el espacio o el tiempo para estar en pareja (excepto en la madrugada ja ja) pero a esa hora como que las ganas son de dormir y dormir. Lo que toca ingeniárselas y no perder la motivación.
A ustedes… ¿Les ha pasado esta situación?




lunes, 13 de febrero de 2017

Vida de madre, caóticamente hermosa

¿Cuántas veces digo sus nombres al día? ... Pierdo la cuenta, así como no recuerdo cuantas veces digo: eso no, a la boca no, mejor hagamos esto, no se suban allí, vengan acá.... En fin.

Y es que tener niños en casa no es fácil, los niños son exploradores por naturaleza, ellos quieren saber todo y agarrar todo, nosotros como adultos responsables somos los que debemos adaptar nuestro hogar para que ellos puedan estar seguros y no queden expuestos al peligro, pero a pesar de esto algunos días quisiera que estuvieran quietos, y me imagino de vacaciones en un lindo lugar…(risas), de verdad algunos días es muy agotador esta labor, solo toca llenarnos de fuerza y mucha paciencia, diría que toneladas de paciencia para que todo marche bien y así podamos compartir un día tranquilo y feliz.

Vengan, bajen, vamos a jugar esto, aprendamos cosas nuevas, caminando, no correr, ese es el día a día, pero la verdad no lo cambio por nada, yo me gozo con mis hijos todas sus travesuras y aventuras, ellos me hacen sonreír, son una alegría inmensa en mi vida.


Mis hijos… Una ternura mientras están dormidos y mis pequeños traviesos cuando están despiertos... Mis Amores.

Y ustedes, ¿Cómo les va con el día a día siendo madres?


jueves, 9 de febrero de 2017

Gratitud



Muchas veces nos toca pasar por situaciones difíciles, por momentos que jamás quisiéramos vivir, pero así es la vida, con días buenos y días malos. Lo importante es no rendirse y tener esperanza en que todo tendrá una solución, en que todo pasa y se transforma y esos momentos luego serán enseñanzas de la vida. Debemos agradecer la magia que nos regala Dios, lo que nos rodea, a quienes nos acompañan en este camino, la naturaleza que nos llena de color, alegría y fe… Feliz día. @MadreNovata 

miércoles, 8 de febrero de 2017

Trabajar o cuidar a los hijos

ESTOY EN EL LUGAR CORRECTO, EN EL MOMENTO JUSTO, HACIENDO LO INDICADO... Sí, muchas veces me cuestiono, me juzgo por no estar en una oficina de trabajo, por no estar en ese mundo laboral, por sentir que no he cumplido con las metas propuestas en mi proyecto de vida, pero recuerdo que estoy en el mejor lugar de todos, al lado de mis hijos, ayudándolos, llenándolos de amor y de mi valiosa compañía.

No sé si solo me pasa a mí, pero en algunos momentos de la vida me he llegado a sentir mal por ese tema y es allí cuando una persona  muy especial me ayuda a levantar el ánimo, me ayuda a darme cuenta lo que estoy haciendo, lo que he logrado y me apoya para seguir haciendo está hermosa y muchas veces caótica labor, esa persona es mi compañero de viaje, mi amado esposo, con quien he hablado antes y llegamos a este mutuo acuerdo por el bienestar de nuestros hijos, gracias a Dios se nos brinda la oportunidad que yo pueda quedarme en casa cuidando de nuestros hijos y poder compartir con ellos 24/7 sus bellos momentos.

Y a ustedes… ¿Les ha pasado esta situación? 




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...